IGLESIA DEL TEMPLE (Londres).


 IGLESIA DEL TEMPLE (Londres).



El enclave que vamos a visitar hoy se encuentra en plena City londinense. Es lo que nos queda de la otrora poderosa Orden del Temple en Inglaterra. La iglesia que hoy vemos no sufrió el gran incendio de 1666 pero quedó muy afectada por los bombardeos alemanas de la Segunda Guerra Mundial por lo que fue reconstruida parcialmente consagrándose de nuevo en 1958.

Temple Church (como se la llama en inglés) está escondida entre un grupo de calles repletas de edificios antiguos, patios y jardines. Aconsejo acceder a desde Fleet Street. De esta manera lo haríais por una singular puerta.



Pero, antes de nada, un poco de historia templaria. A mediados del siglo XII los caballeros templarios se reunían en un lugar no muy lejos de donde nos encontramos, aproximadamente a una milla. En la década de los 60, la Orden compró unos terrenos este lugar para establecer su sede en Londres y por ende en Inglaterra. El enclave, además de la iglesia, contaba con residencias, instalaciones de entrenamiento militar, y terrenos de recreo para los monjes guerreros y los novicios que, por cierto, no podían salir del recinto sin permiso del maestre.



La iglesia que nos ocupa tiene dos partes. La primera, con un diseño circular basado en la Iglesia de Santo Sepulcro de Jerusalén, se la conoce como Round Church. La otra parte, Chancel, tiene planta rectangular y fue construida unas décadas más tardeEs uno de los edificios religiosos más antiguos de Londres. La iglesia fue consagrada el 10 de febrero de 1185 (aunque sabemos que la Redonda estaba ya en uso en 1163) en una ceremonia que estuvo presidida por el Patriarca de Jerusalén Heraclio de Auvernia y se cree estuvo también presente el rey Enrique II. su importancia fue tal que el maestre de la Orden tenía asiento en el Parlamento como "primer barón del reino".

El propósito original de los templarios era la protección de los peregrinos a Jerusalén, a la que consideraban el centro del mundo. El lugar más sagrado de todos era la Iglesia Redonda del Santo Sepulcro, el centro del centro, construida alrededor y sobre la tumba vacía de Jesús. Los Templarios en Londres construyeron la Iglesia Redonda para recrear la forma y por tanto la santidad del Sepulcro; estar ahí era, para la mente medieval, estar "en" Jerusalén.

Con la caída de la Orden del Temple Eduardo II tomó el control de la iglesia como posesión real. 

En 1608 el rey Jaime I entrego el Templo a dos Inns o colegios de abogados (solo existen cuatro): el Inner Temple y el Middle Temple. La condición impuesta  fue que se utilizará para la educación y alojamiento de los abogados y se ocuparan del mantenimiento a la iglesia.

A continuación, os muestro sus símbolos de los Inns que veremos repetidamente tanto dentro como en el exterior de la iglesia.




La iglesia fue casi destruida por una bomba incendiaria durante el Blitz (bombardeos de la Segunda Guerra Mundial), concretamente el 10 de mayo de 1941. Se intentó recuperar y reparar a su estructura anterior a la guerra salvo en dos puntos, la parte redonda en origen estaría cubierta por una alta cúpula que se perdió y, de igual manera las austeras paredes que hoy vemos estaban decoradas y pintadas.

La Iglesia del Temple goza de estatus Royal Peculiar, es decir, solo responde a la Corona, no a ningún obispo. Debido ello, el clero, los músicos (de gran tradición y calidad) y el sacristán visten con túnicas de color escarlata real. 

Antes de ir al interior, demos un vistazo en su alrededor. En la plaza que hay en su entrada hay un alto pedestal con una estatua de bronce en lo alto. Su historia es reciente, fue erigida en el año 2000. El motivo de la estatua nos es sobradamente conocido, dos caballeros sobre un caballo, simbólico motivo muy común en los sellos templarios en la Edad Media.
 


A la derecha de la puerta por la que entraremos se haya la puerta normanda que era el acceso directo a la Iglesia Redonda. Se compone de arco de medio punto, sin tímpano, y tres arquivoltas que descansan en tres pares de sencillos capiteles y columnas. La decoración es muy elemental, vegetal y algunas figuras. 

Es curioso, la puerta fue restaurada en la década de 1840 y observamos que se encuentran menos degradadas las piedras originales del siglo XII que las correspondientes a tal restauración.

 




Bien, vayamos al interior. Lo haremos por una puerta situada al sur. Traspasamos el umbral y un pequeño "vestíbulo".




 Tras pagar la entrada (cinco libras) me dirijo a la izquierda, dirección a la conocida rotonda. Pero, cuidado puedes pisar la primera tumba. Se trata de la de John Selden, jurista y escritor del siglo XVII. He leído que fue enterrado a  diez pies de profundidad tapándose con esta losa de mármol negro, encima se hizo un arco de ladrillo, se tapó con tierra y se colocó una segunda losa a nivel del suelo.




Esta parte redonda del templo es espectacular, un lugar lleno de Historia. Nos esperan entre columnas una docena de efigies/sepulcros de otros tantos caballeros, algunos perfectamente identificados y otros anónimos. Una pequeña muestra de otras vidas, de otra forma de pensar.

En la pared que la circunda podemos ver una serie de interesantes paneles con información de la Orden del Temple y de la Carta Magna. A destacar la amabilidad y saber del personal del lugar.




Me gustaría referirme a un importante período de la historia inglesa que está relacionado con el lugar en el que nos estamos. Nos trasladamos a comienzos del siglo XIII, reina John I (Juan sin tierra). El momento es tenso con parte de la nobleza que desea más poder. El rey Juan tiene dos "cuarteles generales" en Londres: la Torre  (clicar si queréis leer sobre ella) y el lugar donde nos encontramos, donde estaba a salvo bajo la protección de los templarios. En el conflicto mediará un tal William Marshal llegándose a un documento de acuerdo, la Carta Magna (considerado como una primigenia constitución y la primera declaración de Derechos del Hombre).

 Este personaje, primer conde de Pembroke, tendrá una extraordinaria importancia y será conocido en toda Europa como el Mariscal. Será nombrado caballero templario poco antes de morir y al fallecer Juan será regente de su sucesor el todavía niño Enrique III. Encontramos su efigie en esta parte del templo junto al de su hijo mayor de homónimo nombre. Os muestro ambas y un facsímil de la citada Carta a continuación.



También encontramos una interesante pila bautismal y por lo que es conocida principalmente la iglesia, por las figuras de tamaño natural que emergen del suelo. Las esculturas nos muestran caballeros gráciles, no estáticos, parece que se van a incorporar. En origen la mayoría tenían las piernas cruzadas, señal de que el caballero había luchado en las Cruzadas. Sin embargo, en algunos se ha roto esta característica, es consecuencia de que, durante el incendio de 1944, se les cayó encima la cúpula.




Otros elementos por ver es una pila bautismal.



Rodeando todo el conjunto, una serie de arcos de medio punto apuntados que se apean en columnas con sencillos capiteles. Entre los arcos figuras de cabezas humanas, muchas de ellas haciendo muecas y grotescos gestos. La mayoría no son originales. Son curiosas y no exentas de polémica. La iglesia tuvo una gran restauración a finales del siglo XIX, en plena época victoriana. Bien, las cabezas fueron en su mayor parte sustituidas. Recuerdo haber leído que fue un gran escándalo en ese momento. Coincido, me parece un gran error.




Os voy a mostrar algunas de estas curiosas figuras:





Toda la rotonda está cubierta con una espectacular cúpula:



Una sencilla escalera de caracol nos conduce al triforio. Por cierto, junto al pie de la escalera, aparecen restos de lo que en su momento hubo una celda penitenciaria. Una vez ya arriba me sorprendió el enlosado elaborado en origen para la planta baja de la iglesia, las que sobrevivieron al Blitz se colocaron aquí arriba. Siguen la técnica "encáustica" de los monjes cistercienses.



Es excepcional la visión que tenemos desde aquí arriba:



Descendemos del triforio para recorrer la nave rectangular y descubrir algunos de sus secretos.






En la pared norte el elemento más destacable es el órgano. Su antigüedad no es mucha, principios del siglo XX. La iglesia cuenta con una gran tradición musical y una excelente acústica. Cuenta con un coro que es considerado como uno de los mejores de Londres.




El retablo mayor es de madera tallada siendo realizado por el equipo del autor de la catedral de S. Pablo, Christopher Wren, hacia 1680 cuando las Inns remodelaron la iglesia haciéndola más "clásica" (en el altar podemos ver los emblemas de ambas organizaciones).

Me gusto especialmente la vidriera situada detrás. Como todas las del templo son modernas, instaladas en la restauración efectuada después del Blitz. Vemos representado a Jesús expulsando a los mercaderes del Templo, flanqueado por un Londres en llamas durante los bombardeos y la iglesia del Temple antes de la Guerra.



En el lado Sur está la llamada Tumba del Obispo que contiene el cuerpo de Sylvester de Everden, obispo de Carlisle a mitad del s. XIII y durante un tiempo Guardián del Gran Sello Real. Cuando a principios del XIX abrieron la tumba, además de los restos del adulto, encontraron a los pies los huesos de un niño. Piensa que pueden ser los de un hijo de Enrique III muerto en la niñez.



Un poco más adelante hay cofre. Esta arca se realizó para contener las Cartas Patentes de 1610 cuando Jaime I concedió el Templo a las Inns de la Corte. El cofre tiene dos cerraduras para asegurar que ninguna de las Inns pudiese abrirlo sin la otra. Esperemos que hayan llegado a confiar la una en la otra.


Es muy recomendable dar un pequeño paseo por los alrededores. Encontraremos calles semidesiertas, cuidadas, con pequeños jardines y edificios oscuros típicos british. Por cierto, muchos de ellos ocupados por oficinas y bufetes de abogados. 



✠ ✠ ✠ nnDnn ✠ ✠ ✠









Comentarios

Entradas populares de este blog

CATEDRAL DE SAN MARTÍN (Ourense).

ERMITA SAN BENITO. (Orante. Huesca).

ORDEN TEMPLARIA. IGLESIA VIRGEN DE LA CARRASCA. (Bordón. Teruel).

ORDEN TEMPLARIA. CASTILLO DE MIRAVET (Miravet.Tarragona).

IGLESIA DE SANTO DOMINGO (Soria).