SANTA MARÍA DE EUNATE (Muruzábal. Navarra).


Sta. María de Eunate, lugar sorprendente y emblemático. Su nombre deriva del euskera traduciéndose como "cien puertas", quizá debido al conjunto de arquerías que rodean el templo. Aunque hay opiniones que piensan que en realidad deriva del término "ona ate", es decir, la buena puerta.

En este lugar convergen varios de mis gustos e intereses: el Misterio, el Románico y, por supuesto, la Orden del Temple. Es además un lugar muy ligado al Camino de Santiago en el que se encuentra por lo cual es muy frecuente encontrar peregrinos realizando las tres preceptivas vueltas alrededor del monumento.




En cuanto al origen, promotores y finalidad del templo es un controvertido tema. Hay autores que sostienen una autoría templaria por su planta octogonal y por que aparecen marcas de cantería de conocida simbología templaria. Otros la relacionan con la Orden de S. Juan del Hospital. Y otros estudiosos sostienen que la existencia del templo se debe a una cofradía funeraria en la región que se ocupaba de enterrar a los peregrinos fallecidos en esa parte del camino así como los miembros de la propia cofradía. Existe una leyenda que afirma que una desconocida señora ordenó construir la iglesia, pidiendo ser enterrada allí y  dando lugar a la aparición de una cofradía para su cuidado. Apoyando esta tesis y esta leyenda existe un documento que se encuentra en Pamplona, de 1520, que dice lo que sigue:

 "Entre otras sepulturas ay una muy seynalada e principal en la que fue enterrada la reina o aquella señora que fizo e mando hedificar la dicha iglesia"

Sobre la autoría de Eunate coincido con el pensamiento de Rafael Alarcón Herrera que expone en su libro "A la sombra de los Templarios: Interrogantes sobre el esoterismo medieval" que indica: 

"La carencia de documentos sobre el edificio se Eunate, el más antiguo conocido es de 1520, dificulta toda indagación... Al ser suprimida la Orden del Temple y adjudicados los bienes a los Sanjuanistas, los nuevos propietarios, interesados en borrar todo recuerdo de sus antiguos dueños, destruyeron documentos y signos distintivos de los templarios en sus monumentos"

Pese a ello, y a algunas actuaciones, en Sta. María de Eunate podemos encontrar en sus piedras marcas y señales que pueden apoyar la atribución del lugar a los templarios, veámoslo. En primer lugar quería destacar el extraordinario apoyo que tuvo la Orden por parte del rey navarro Sancho VI el Sabio. Al disolverse el Temple las posesiones de Puente la Reina fueron a parar a la Orden de San Juan, siendo lógico que Eunate también lo fuera aunque parece ser al final fue a parar a la "Cofradía de Eunate". 

En la capilla no aparece la divisa o escudo templario ni las cruces templarias, ni la oficial (Paté) ni la esotérica (Tau). Aunque parece que las tuvo, según indica el documento de 1520 antes citado:

"...y tiene diversas cruces en campo colorado en las paredes de la dicha iglesia de la parte de dentro."

Sin embargo Eunate posee en sus piedras las marcas de sus constructores, quizá ellas nos acerquen a la atribución a los templarios. Debajo de estas líneas os muestro alguna de ellas. Por ejemplo, en la imagen 1 vemos un abacus, un bastón de mango espiral, usado tanto por el Magister de los constructores como por el Gran Maestre del Templo. Los otros signos son profundamente templarios, vistos únicamente en lugares y templos de la Orden sin ninguna duda como la catedral vieja de Tarragona o Tomar en Portugal.

Santa María de Eunate cuenta también con elementos duplicados, dualidad característica del Temple. Lo veremos más tardes su portada principal y lo vemos también en un capitel de la galería (imagen 6). Allí vemos dos figuras demoníacas, con cuernos y mirada aguda y sorprendente rictus: dos baphomets templarios. Curiosamente dos figuras idénticas aparecen, en forma de ménsulas, en la iglesia templaria, también octagonal, de Laon (Francia). 







Se trata de un templo románico con algún apunte gótico. Sin embargo, Eunate rompe los esquemas románicos en cuanto a la disposición de los distintos espacios (cabecera, nave, 
claustro, cementerio...). En las imágenes 7 y 8 os muestro la planta y sección del templo. En la planta podemos ver que es octogonal y su orientación. Las letras marcan los distintos elementos de la siguiente forma: A - Ábside; B - Torrecilla; C - Portada Menor; D - Portada principal; E - Arquería (solo se conservan decorados 14 capiteles) y F - Muro de contención. Veremos cada uno de ellos por separado.




La escasa luz que penetra en el interior y las cercanas paredes invitan al recogimiento creando un especial ambiente. Levantamos la vista y encontramos  ocho nervaduras que convergen en lo alto (imagen 9) formando todas ellas ángulos diferentes. ¿Por qué? ¿Qué nos indican? Sta. María de Eunate se encuentra en el centro del valle de Valdizarbe, si prolongamos esas nervaduras llegaremos a ocho pequeñas ermitas rurales que rodean Valdizarbe y definen los vértices de Eunate. (imagen 10). Las fechas de construcción de estas ermitas son muy diversas...Y entre ellas, una serie de lucernarios alternativamente octogonales y hexagonales que iluminan el interior y dan sensación de bóveda celeste con sus luceros.




El mayor de todos los ángulos es el que corresponde a la prolongación de la apertura absidal que esta orientada al sudeste. El acceso está enmarcado por dos arcos superpuestos de medio punto (imagen 11 y 12). En el interior, el cilindro absidal se estructura en dos niveles superpuestos decorados ambos con arquería. En el inferior, cinco arcos ciegos apuntados apeados en columnillas con capiteles muy erosionados. Sobre ellos, una nueva arquería de cinco elementos, dos de ellos ciegos y los otros tres son ventanales que permiten la iluminación. Presidiendo todo ello una imagen sedente de la Virgen de Eunate (13), es una copia pues la original, del siglo XII o XIII, fue robada hace unos años.




En las imágenes 14 y 15 vemos dos ejemplos de capiteles que podemos encontrar en el interior. El de la imagen 14 es un tema recurrente en esta zona, bailarina acompañada de músicos.




Salimos al exterior. El ábside, que era semicircular en el interior, al exterior se nos abre con forma pentagonal. En los cinco paños resultantes se abren ventanas siendo dos de ellas ciegas. Las columnas que separan los paños tienen capiteles con decoración vegetal. En cuanto a los canecillos podemos encontrar tres canecillos por paño con forma de cabezas (imagen 16).

El templo tiene dos puertas de acceso, una situada al norte que es la principal, y la otra situada al oeste que enfrenta al altar y que es por la que se entra en la iglesia. Esta sencilla portada está formada por un arco de medio punto decorado por un sencillo quitalluvias (imagen 17).





La otra portada, la principal (imagen 18), se encuentra situada al norte. Está formada por un arco de medio punto con cuatro archivoltas que apoyan en columnas, las dos exteriores con decoración vegetal y las dos interiores que franquean la entrada con imágenes de cabezas de hombres de largas barbas enroscadas (imagen 19). En este punto debo nombrar el hecho de que si giramos estos capiteles 180º vemos una imagen demoniaca de enormes cuernos (imagen 20) . ¿Un baphomet? Es posible lo seguro es que pero el efecto está ahí.

La archivolta más exterior y que haría de quitalluvias o guardapolvo tiene una decoración longitudinal de figuras. Figuras llenas de simbolismo. Por ejemplo, en la clave encontramos una cabeza monstruosa, después un hombre desnudo con un saco, un caballero intentando cerrar una capa con capucha... Las arquivoltas interiores tienen una decoración formada por palmetas, roleos, bolas y adorno geométrico.

Un hecho muy notable es la existencia de una muy similar a muy pocos kilómetros, en Olcoz. Seguramente se deba a la autoría de un mismo maestro constructor pero existe una leyenda que explicaría el porqué de otra forma:

"Un maestro cantero recibió el encargo de realizar la portada de Eunate. Tuvo que ausentarse unos días sin avisar. Entre tanto, un aprendiz realizó la portada que vemos en Sta. maría de Eunate. Al volver el cantero vio que el aprendiz había realizado el trabajo. Los contratistas retaron al cantero  a realizar de nuevo la portada  pero en el mismo tiempo: tres días. El maestro cantero hizo el reto. El aprendiz, muy enojado, dio tan fuerte patada al aportada del maestro que la llevó hasta Olcoz". 

Es cierto, son portadas muy similares y como la simbología en Olcoz se ve con menos erosión aprovecharé un viaje y entrada a este también especial lugar para analizarla próximamente.




Elevamos la vista al tejado. Vemos dos estructuras sobre él, una espadaña con dos vanos y   una torrecilla que asoma aquella torrecilla de planta cuadrada que marcábamos con la letra B en la imagen 2. Esta torre se encuentra situada en el lado de la epístola y servía para subir al tejado por medio de una escalera de caracol, existente en su interior (imagen 21).

Una de las funciones de Eunate era la cementerial para los miembros de su cofradía y también, debido a su relación con el Camino de Santiago, para los peregrinos que morían en su periplo (se han encontrado restos óseos junto a conchas de vieira).

En el lugar donde actualmente se encuentra la espadaña es muy posible que en principio hubiese una pequeña torre-lucernario o "linterna de muertos". En su interior, se mantendría encendido un fuego con un doble propósito. De un lado, serviría como guía para los peregrinos durante la noche y, por otro, esta llama tendría el valor simbólico de fuego purificador evocando la aspiración a la Resurrección. Estas "linternas de muertos" abundaron en cementerios medievales sobre todo en Francia. Lamentablemente no podemos admirar pero encontramos un caso similar a unos 60 kilómetros, en Torres del Río. Allí encontramos la iglesia de Santo Sepulcro. Este templo, de planta octogonal, uso  funerario, situada en el Camino de Santiago y vinculada al Temple , es muy similar al que hoy nos ocupa pero conserva la linterna. En las imágenes 22 y 23 vemos esta iglesia y un esquema de su posible funcionamiento.




Alrededor de la iglesia hay una galería también octogonal que la rodea a modo de claustro (imágenes 24, 25 y 26)  Tiene ocho tramos pero de los originales románicos sólo se conservan tres. En un principio el número de arcos era de treinta y tres. A mediados del siglo XVII el maestro cantero Juan Galbón realizó una reconstrucción debido al pésimo estado en el que se encontraba, se cerró el deambulatorio pero se perdieron 27 capiteles sustituyéndolos por una simple moldura. El pavimento situado entre el templo y la arquería está cuidadosamente cubierto de cantos de río colocados verticalmente.



Los arcos románicos conservan un total de dieciocho capiteles. en ellos encontramos volutas, temas vegetales, entrelazados, animales diversos y representaciones bíblicas (imágenes 26, 27 y 28).



Acabo con una fantástica leyenda de este mágico lugar. Dice que los templarios recibieron los restos de la reina de Saba para que la enterraran en el Camino de Santiago pero tenían que hacerlo sin desvelar el lugar. Los monjes realizaron el encargo pero crearon un código secreto para marcar el lugar. Dice la leyenda que este código se encuentra esculpido en Eunate y en Olcoz. Y la localidad de Olcoz será precisamente nuestro próximo destino...










Comentarios

Francisco Botía ha dicho que…
Muy interesante.
Muchas gracias.

Entradas populares de este blog

ORDEN TEMPLARIA. IGLESIA VIRGEN DE LA CARRASCA. (Bordón. Teruel).

ORDEN TEMPLARIA. CASTILLO DE MIRAVET (Miravet.Tarragona).

ROCA CABALLERA. Calaceite (Teruel).