PARROQUIETA DE LA SEO (Zaragoza).

 
No hace mucho comenté en este mismo blog la magnífica catedral de san Salvador en Zaragoza, más conocida como la Seo (https://www.viajarverencontrar.com/2021/09/catedral-de-san-salvador-zaragoza.html). En el lado derecho de su portada neoclásica se encuentra la capilla de S. Miguel Arcángel, más conocida entre los zaragozanos como la Parroquieta de la Seo. La fachada de finales del XVIII nos esconde el portal mudéjar del siglo XIV, solo podemos ver una pequeña muestra en la esquina, así como unos sillares al pie (seguramente procedentes de la muralla romana).

La Parroquieta fue mandada construir y costeada en la segunda mitad del siglo XIV por Lope Fernández de Luna como su propia capilla funeraria en estilo mudéjar.

¿Quién fue don Lope Fernández de Luna? Un militar y religioso perteneciente a la poderosa familia de los Luna, arzobispo de Zaragoza y consejero de armas de Pedro IV, el Ceremonioso quien le encargó en su conflicto con Pedro I de Castilla en primer lugar la defensa de Zaragoza y de la Comarca de Calatayud después. También fue un importante mecenas de la catedral de san Salvador.


 

 
La capilla debe su está advocación de san Miguel Arcángel a una leyenda protagonizada por el propio arzobispo que es narrada por Fr. Lamberto de Zaragoza en su libro "Teatro histórico de las Iglesias del Reyno de Aragón":

"Al pasar por un pinar del término de Villarroya, oyó una voz lamentable, que decía: arzobispo Don Lope, confesión. Siguió la voz y halló una cabeza humana separada del cuerpo, que se movía a saltos; la que confesándose dixo: Que habiendo invocado a San Miguel al tiempo de cortarle la cabeza, le conservó Dios la vida para confesarse, y luego le faltaron los alientos vitales".
 
La capilla es alargada, rectangular y estrecha, ocupa el lado del Evangelio de la Seo sobre el ábside más occidental. D. Lope no reparo en gastos y los artífices de la maravilla fueron los maestros sevillanos Garci y Lope Sánchez que supieron mezclar la tradición aragonesa (ladrillo) y la cerámica vidriada con motivos sevillanos y locales. 

Tres arcos apuntados separan la nave de la cabecera. Su cercana realización corresponde a una restauración realizada en los años 30 del pasado siglo. A los pies, un coro elevado.



La cubierta de la nave se realiza mediante dos bóvedas de crucería unidas por un arco fajón apuntado. En las claves podemos ver el escudo de armas de D. Lope Fernández de Luna. Todo ello está realizado l piedra sillar siendo la única cubierta de piedra que se conserva en Zaragoza.




En la cabecera del templo, un retablo barroco con el arcángel S. Miguel como protagonista. A ambos lados encontramos arrimaderos de cerámica de Muel del s. XVI, aunque fueron colocados en una restauración del XVIII.





Y ya que estamos en la cabecera elevemos la vista hacia arriba. Descubriremos una gran techumbre mudéjar de madera. Tiene una base cuadrada llegando luego a octogonal acabando mediante líneas de mocárabes en un pequeña cúpula.




En el lado izquierdo de la cabecera encontramos una joya realizada en alabastro. En un arcosolio se encuentra el sepulcro del arzobispo de Zaragoza. Sigue la estructura de urna adosada al muro y cubierta con un escultura yacente del finado. Rodean esta escultura veintiocho figuras representando el funeral colocándose en el centro D. Valentín Carderera, sucesor de Lope en la cancillería real.




Abajo, en el frente, otras quince figuras. Destacan tres personajes sedentes bajo doseles. Corresponden a Pedro IV el Ceremonioso a la izquierda, Clemente VI en el centro (sin cabeza) y a la derecha la reina Sibila de Fortiá (cuarta esposa del Ceremonioso). El sepulcro estaría pintado, pero en este momento no queda rastro de esta pintura.




Entre el sepulcro y el altar mayor, en el arrimadero de cerámica, hay una puerta. Tras ella una escalera nos conducirá a una cripta realizada con sillares y planta cuadrada. Fue descubierta hace relativamente poco tiempo y su función hoy por hoy no está clara. Javier Peña sostiene que este lugar tiene mucho que ver con la antigua mezquita aljama que recordamos se encontraba en esta ubicación. Está cripta se ha llegado a usar como carbonera de la Seo. Curioso e increíble.
 
Volvamos al exterior. Este muro pienso que es único pues en el se juntan el mudéjar aragonés y el buen hacer de los maestros sevillanos. Solamente en este muro encontraremos la decoración sevillana de azulejos verdes y morados. El ornato está en todo el muro que podemos dividirlo en tres paños horizontales separados por frisos que forman, en conjunto, veinticinco bandas decorativas horizontales.
 
 En el paño inferior, arcos mixtilíneos entrecruzados y decoración en cerámica vidriada de platos y estrellas de ocho puntas.
 
El paño intermedio vemos dos partes rectangulares. En la izquierda, lazos de seis. A la derecha, de ocho. Al entrecruzarse forman estrellas de seis u ocho puntas y otras formas geométricas.
 
 
 
 
A continuación, os muestro un par de fotografías. La de la izquierda es actual nos muestra el estado hoy por hoy. La de la derecha (perteneciente a DARA- Documentos y archivos de Aragón) corresponde a la segunda mitad del s. XX. En esta última podemos ver el arco que unía nuestra capilla de S. Miguel con el palacio arzobispal. Este arco fue derribado en 1969 durante las reformas de la Seo.




El muro cuenta con cuatro vanos, dos en el presbiterio y dos en la nave. Las ventanas del presbiterio, situadas más bajas, dan luz a la cabecera. Son de piedra y arco apuntado con derrame hacia el interior. Estas ventanas están rodeadas por una greca de cerámica vidriada de colores verde, morado y blanco. En el centro del arco vemos el escudo de D. Lope Fernández de Luna.

Los vanos que dan luminosidad a la nave siguen la misma decoración que las anteriores aunque en esta ocasión son de ladrillo.
 



En el muro de la Parroquieta existen dos inscripciones. En el lado izquierdo, en la parte inferior, vemos la gótica ordenada inscribir por don Lope:
 
" Aedificata bene fundata est supra firmam petram" (bien construido sobre una roca sólida).

La segunda inscripción aparece en el lado derecho, a mitad del muro, sobre uno de los rombos curvilíneos (os lo señalo en la fotografía). Fue descubierta tras la profunda restauración de la Seo realizada a finales del pasado siglo. Está realizada en caracteres cúficos (la más antigua caligrafía árabe) y dice:

"Amal...Salama bin Galb" (trabajo u obra de Salama bin Gald).





La capilla de S. Miguel Arcángel o Parroquieta de la Seo y su muro, un bello ejemplo de la Arquitectura Mudéjar de Aragón que, recordemos, fue incluido en el Patrimonio de la Humanidad en el año 2001. Si venís por Zaragoza, no dejéis de acercaros al lugar.


















Comentarios

Entradas populares de este blog

ORDEN TEMPLARIA. IGLESIA VIRGEN DE LA CARRASCA. (Bordón. Teruel).

ORDEN TEMPLARIA. CASTILLO DE MIRAVET (Miravet.Tarragona).

ROCA CABALLERA. Calaceite (Teruel).

SANTA MARÍA DE EUNATE (Muruzábal. Navarra).