MONASTERIO SANTA MARÍA LA REAL (NAJERA).

MONASTERIO SANTA MARÍA LA REAL (NAJERA).


Nos encontramos en la jacobea Nájera. Esta localidad fue durante siglo y medio capital del reino de Pamplona. Consecuencia de ello es que aquí se encuentra el Panteón real de los reyes del antiguo reino de Nájera-Pamplona. Se encuentra en el monasterio que vamos a visitar hoy, el monasterio de Santa María la Real. Su origen está ligado a una leyenda:

"A comienzos del siglo XI el rey de Nájera, Don García Sánchez III, salió un día a cazar por las inmediaciones de su castillo. En busca de su halcón, se adentró en el bosque hasta dar a parar a una cueva, donde halló un altar con la Virgen y el Niño… En esa cueva se edificó el monasterio de Santa María La Real”.

En esa cueva se construyó poco más tarde un monasterio del que poco nos queda, quizá la talla de la Virgen o alguna parte del muro sur, el que está pegado a la montaña.




La portada de acceso actual al monasterio está enmarcada de forma majestuosa.




La mayor parte del monasterio actual que vamos a ver fue realizada en los siglos XIV y XV sobre el anterior románico. En siglos posteriores se realizarían los retablos. Como siempre os muestro la planta del enclave con, para mí, sus principales elementos.






Comenzamos nuestra visita por la llamada puerta de Carlos I llamada así por los monjes por las grandes ayudas recibidas por este monarca a la construcción del cenobio.

Muy cerca, la Escalera Real cubierta con un trampantojo pintado con casetones y en cuyo centro podemos ver un pelicano (símbolo del altruismo llevado hasta el sacrificio completo de sí mismo) con la fecha de construcción: 1594.



Pasamos al llamado Claustro de los Caballeros que destaca por su belleza y armonía propios del estilo plateresco. Es de planta rectangular y cubiertas de bóvedas estrelladas. Tiene un segundo piso cerrado.




El espacio central está ocupado por un pozo rodeado por césped y unas palmeras. Hay una única entrada al mismo, es la Puerta del Árbol de Bien y del Mal. Me asombran las primorosas tracerías caladas.




Como es habitual es el lugar de enterramiento de numerosas familias nobles riojanas y navarras. Me gustaron dos especialmente. Una, en la esquina suroeste, se encuentra el Mausoleo de Don Diego López de Haro y su esposa, señores de Vizcaya y Condes de Nájera (al pie a la izquierda). En el ángulo noroeste, la capilla de Doña Mencía López de Haro cuyo sepulcro se encuentra rodeado de tumbas casi todas ellas románicas.




El templo, esbelto y sencillo, fue construido en la primera mitad del siglo XV. Tiene tres naves separadas por diez gruesas columnas. Las bóvedas son de crucería y el triforio tiene ventanales triangulares. A los pies, la mítica cueva y sobre ella un interesante coro alto que más tarde comentaré




El barroco retablo mayor fue realizado a finales del siglo XVII. Culmina con un Calvario. Por debajo encontramos el camarín de Santa María, la Real, escoltada por los fundadores de la orden benedictina, san Benito y santa Escolástica. La talla románica nos muestra a una virgen sedente que porta una flor con la mano derecha mientras sostiene al Niño con la izquierda. Bajo la figura encontramos un jarrón con azucenas (símbolo del monasterio y de la Anunciación).



Nos movemos a los pies del centro. En la esquina suroeste hallamos un espacio con sepulturas. Corresponden a miembros secundarios de la familia real. Es el Panteón de infantes.

En este rincón se encuentra un interesante elemento. Se trata del tapa del sepulcro de Blanca de Navarra (mitad del s. XII). Nos muestra la muerte de Blanca (murió a los 18 años) y el dolor de su esposo, escenas de Antiguo y Nuevo testamento y un Pantocrátor con su Tetramorfos y los Apóstoles.




El Panteón Real se encuentra a los pies del templo. Las arcas no corresponden a la muerte de los finados, son posteriores. Aquí se encuentran enterrados personajes de dos dinastías distintas: la Abarca que reinó en los siglos X y II y la de García Ramírez, padre de Blanca de Navarra, antes nombrada.




Sólo nos queda por visitar la cueva, el lugar donde empezó todo. Recordemos la leyenda, el rey D. García siguiendo a su halcón entra en esta cueva descubriendo la imagen de la Virgen con una lampara a un lado, al otro una campana y, en el centro, un jarrón de azucenas. Como consecuencia el rey, tras conquistar Calahorra, construirá un albergue de peregrinos y este monasterio de lo que apenas queda nada.

En primer lugar, encontramos unos heraldos y flanqueando la entrada a la cueva vemos en posición orante a los fundadores: Don García y Dña. Estefanía.




En el interior se encuentra una talla románica de gótica del s. XIII, es la Virgen de la Rosa. Hay opiniones que dan a la talla una interpretación iniciática: la rosa representaría el Conocimiento. Su tallo está lleno de espinas que representan las dificultades para llegar a él. En nuestro caso no aparecen las espinas lo que podría simbolizar que se ha llegado a tal Conocimiento. 




Acabe la visita subiendo al Coro Alto para admirar su sillería. Suele estar cerrado pero, tuve la oportunidad. Desde arriba tuve una visión distinta de la nave central.




La sillería, magnífica, es de finales del siglo XV. Los motivos son muy variados, hay religiosos, profanos,  vegetales, escenas cotidianas, monstruos...




Presidiendo el conjunto, bajo dosel, la figura de D. García, rey fundador de Pamplona-Nájera.




Mención aparte merecen las misericordias. Elemento de descanso de los monjes nos ofrecen una gran variedad de figuras simbólicas. muchas de ellas alquimistas.




Encima de todo el conjunto hay dos pinturas. En primer lugar, una galería con tres parejas de reyes y por encima de él una escena de una congregación benedictina. 




Abandono el lugar con la agradable sensación de haber descubierto un lugar muy especial. No en vano se creó a su sombra la Orden de la Terraza en torno a 1040. Es una de las ordenes más auntiguas de Europa y su simbolo es una jarra de azucenas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

CATEDRAL DE SAN MARTÍN (Ourense).

ERMITA SAN BENITO. (Orante. Huesca).

ORDEN TEMPLARIA. IGLESIA VIRGEN DE LA CARRASCA. (Bordón. Teruel).

IGLESIA DE SANTO DOMINGO (Soria).

ROCA CABALLERA. Calaceite (Teruel).