MONUMENTO NATURAL DE OJO GUAREÑA (Burgos).


MONUMENTO NATURAL DE OJO GUAREÑA (Burgos).


Nos encontramos al norte de la provincia de Burgos, en la merindad de Sotoscueva, en la comarca de las Merindades. Este término hace referencia al merino que, en la Alta Edad Media , era  un juez nombrado por el rey con amplísimas atribuciones en el territorio designado. Entre ellas se encontraba la convocación de los consejos abiertos con todas las autoridades de la comarca para impartir justicia y dictar normas. El lugar para la celebración de estos consejos solía ser al abrigo de un lugar sacro o "mágico" precisamente para dotar un rasgo de infalibilidad a los dictámenes emitidos. Ejemplo de ello es que, al abrigo de la cueva, se construyó una estancia con un banco corrido donde realizar las citadas juntas donde estamos. La fecha, 1616.


Este enclave es también uno de los mayores complejos kárstico de la península con más de 100 kilómetros de galerías que han servido como lugar de culto y santuario desde el Paleolítico hasta nuestros días, hábitat en la Prehistoria. Se han recogido vestigios de todas estas culturas, se han encontrado grabados y pinturas rupestres del Paleolítico y Edad del Bronce. Hay numerosos restos arqueológicos como cerámicas, huesos, armas... Incluso se han encontrado huellas fosilizadas de pies descalzos. Para explicaros esto último me remitiré al texto de Juan G. Atienza en su "Guía de los recintos sagrados españoles"

"un suelo totalmente surcado de huellas, que parecen proceder de una entrada cerrada mucho tiempo atrás y que van y vienen y dan vueltas en un paseo fantasmagórico e inquietante, cuyo misterio se acentúa por el hecho de que tal profusión de marcar de pies no parece indicar un camino largamente recorrido a través del tiempo... sino que dejó improntas claras y nítidas en ambos sentidos... Otro factor de asombro lo determina la naturaleza misma de las huellas, claramente divididas en unas que parecen proceder de niños de no más de ocho años y otras que fueron marcadas por por pies claramente gigantescos, de los que hoy podrían utilizar zapatos de la talla 50."

La gruta alberga un conjunto de pinturas prehistóricas datadas en 10.000-12.000 años. Se encuentran en un par de salas. Consisten en figuras de hombres y animales y, también, unos enigmáticos triángulos (algunos vacíos y otros rellenos de un sólido negro). En nuestra visita no podremos visitarlas, pero a continuación os voy a mostrar un par de fotos procedentes de la página web del grupo espeleológico edelweiss:




Visitaremos una mínima parte del complejo, apenas 400 metros. 





Nuestro interés se centrará en la Cueva-ermita de S. Bernabé que está en la entrada de la gruta. El carácter sagrado de Ojo Guareña continuó siendo durante la era cristiana, aunque conveniente adaptado a los nuevos tiempos. Dice la tradición popular que san Bernabé, que quería hacer de la cueva su morada, expulsó a las brujas y los demonios de la gruta, una alegoría a la absorción de los ritos paganos. Se dice que el Demonio se refugió en el cercano Pico del Cuerno del Diablo, donde los días de tormenta se manifiesta y ruge. 

Muchos años más tarde se construiría en el lugar la ermita en la que nos encontramos advocado a san Bernabé pero también a san Tirso. Y es curioso, parece que se le da más importancia a este último santo que creo que es uno de aquellos santos que nunca existió. Lo comento porque en el altar principal se encuentra una talla del siglo XIII del santo mientras que S. Bernabé se encuentra en un lateral. De igual forma la mayoría de las pinturas que veremos muestran sus martirios y sus milagros.

Como decía en la visita recorreremos un corto trayecto por la galería. Poco antes de llegar a la "ermita rupestre" la guía nos mostrará la pila del santo que según la leyenda se llenaba por intercesión del santo; de ahí la creencia de que estas aguas eran milagrosas, que curaban enfermedades de los ojos (no sé el porqué).



También veremos una serie de Silos donde seguramente se guardaban cereales para que duransen más aunque si nos asomamos hoy a su borde vemos un conjunto de huesos.  





Llegamos a la ermita. Como ya escribí cuenta con dos altares, el principal suele tener (no pude verla porque se encontraba en restauración) una talla del siglo XIII de San Tirso con la sierra con la que se le pretendía cortar por la mitad (la sierra no penetró en su cuerpo porque se volvió tan pesada que los verdugos no pudieron usarla). En otro altar, una imagen de san Bernabé.



Sin embargo, lo más impactante es su bóveda pétrea. Está decorada con pinturas realizada a comienzos del siglo XVIII. La autoría no se conoce. Las pinturas tienen dos temáticas. 





De un lado narran 11 de los tormentos que sufrió el santo que van desde el amarre del santo a una cama metálica y vertido sobre su cuerpo plomo derretido hasta atar a Tirso con una fuerte cuerda a una garrucha y meterlo repetidamente en un caldero lleno de agua hirviendo. El gobernador también ordenó que precipitasen al joven por uno de los muros de la ciudad a cuyo pie había una estructura en la que se habían colocado afiladas estacas de hierro. Sin embargo, una mano invisible le libró de todo ello. Acabaron con el aserramiento de su cuerpo por la mitad tal y como comenté anteriormente.
 



 

La otra temática son once actos milagrosos atribuidos al santo. Por ejemplo, a finales del siglo XVII una pasiega, que llevaba unas ollas se despeñó por este lugar. la muchacha, mientras caía rezó diciendo aquello de "S. Bernabé, guárdame las ollas". Efectivamente, las ollas de barro quedaron intactas pero la joven murió. O este otro: "en el año 1620, Francisco del Río, vecino de Larriba, junto Salinas de Rosio, estando en cama cinco meses con tercianas se ofrecío a S. Tirso y S. Bernabé y quedó sano y bueno". 



Junto a la entrada se encuentra un armario cerrado. Es el archivo del Ayuntamiento de la Merindad de Sotoscueva. En la parte superior podemos leer:

"Aquí está el Archivo de la Merindad de Sotoscueva. Acabose año de 1616. Se reedificó año de 1781 siendo Regidor don Juan Marañón vecino de Quintanilla el Rebollar y Tomás  S z y Ss y Felipe Atanasio Sainz"

Hay que decir que antes de la construcción de aquella estancia en la entrada de gruta para los consejos estos se reunían justo encima, bajo una gran encina. Como testimonio podemos ver unos poyos de piedra colocados en círculo.




Hay multitud de leyendas relacionadas con el enclave. Os compartiré dos de ellas. La primera de ellas cuenta que en tiempos mus remotos la cueva era la oscura morada de un anciano de larga barba llamado Lan. Pasaba sus días y noches acompañado de un oso y dos monstruosos animales. La creencia popular decía que se trataba de un druida que custodiaba la fuente de la sabiduría y las aguas milagrosas y curativas que manaban en la caverna.

Siempre he creído que las leyendas son parte de esa sabiduría que de una forma u otra tienen un poso de verdad, conocimiento o aviso. La segunda leyenda tiene como protagonista a un rey godo de una doncella. El rey, persiguiendo a la muchacha se adentró en la gruta. Como tardaban en volver el físico del rey fue en su busca. Cuentan las gentes del lugar que durante días se oyeron gritos lastimeros... la verdad es que de la cueva jamás salieron ni la doncella, ni el rey ni el físico.

Hay un epílogo a la última historia. En grupo espeleológico Edelweiss, estudioso de la gruta, encontró en una zona laberíntica el esqueleto de un hombre que se había perdido. Junto a sus huesos se encontraron una fíbula y un cinturón de bronce. La datación de estos restos fue mediada en el siglo VI d.C. También se halló una represa artificial, realizada con barro y fragmentos de estalactitas rotas, para recoger las gotas de agua que caían.

Abandonamos el lugar. Un lugar especial desde tiempos inmemorables, un lugar que ha visto diferentes inquilinos cientos, miles de años, un lugar al que se han adaptado las diferentes culturas.

Una recomendación, a once kilómetros se encuentra la pequeña localidad de Butrera que cuenta con una interesante iglesia románica del siglo XII: de la Antigua o Ntra. Sra. de septiembre:




Comentarios

Entradas populares de este blog

CATEDRAL DE SAN MARTÍN (Ourense).

ERMITA SAN BENITO. (Orante. Huesca).

ORDEN TEMPLARIA. IGLESIA VIRGEN DE LA CARRASCA. (Bordón. Teruel).

ORDEN TEMPLARIA. CASTILLO DE MIRAVET (Miravet.Tarragona).

IGLESIA DE SANTO DOMINGO (Soria).