CHICHÉN ITZÁ (México).

      CHICHÉN ITZÁ (México).


Volvemos a México. En esta ocasión visitaremos Chichén Itzá, uno de los principales enclaves arqueológicos mayas en la península del Yucatán. Toponímicamente se puede traducir como "boca del pozo de los itzaes" en referencia al Cenote Sagrado, un gran pozo que era considerado una de las entradas al inframundo, sede de algunos dioses (comentaré algo sobre él más tarde).

El lugar cuenta con espectaculares y míticos lugares y recorrerlo nos llevará tres o cuatro horas. Os muestro un plano con sus principales elementos.


Nuestra primera construcción por admirar es El Castillo o Pirámide de Kukulcán. Es una sobria pirámide cuadrangular de unos 25 metros de altura. Se construyó sobre una construcción anterior que cubrió en su totalidad y en relación con cuatro cenotes ubicados en los cuatro puntos cardinales del lugar. Últimamente se ha descubierto que está erigida también sobre un gran cenote de unos veinticinco metros de diámetro y veinte de profundidad.

Pero también se elevó teniendo en cuenta los equinoccios y los solsticios lo que hace que, por ejemplo, veamos un juego de sombras que asemeja a la mítica serpiente (Kukulcán) descendiendo por la escalinata hasta la efigie de su cabeza que vemos al pie de la construcción. Existía la creencia entre sus devotos de que su regreso a la Tierra otorgaba buena salud y una próspera cosecha. Existen varios fenómenos astronómicos más relacionados con la arquitectura de la pirámide.




Más peculiaridades. Tiene cuatro escalinatas con 91 escalones cada una que sumados al que nos conduce al rectangular templo superior da como resultado 365, la cuenta anual de días. Este templo tiene en la cara norte una representación del dios maya de la lluvia Chaac.

En el lado norte, al pie de las balaustradas de piedra que flanquean cada escalera, vemos dos grandes cabezas de serpientes emplumadas, efigies del dios Kukulcán. Es este lado, es en el que se produce el fenómeno descrito anteriormente.

Un último apunte: este monumento fue considerado en 2012 como una de las siete maravillas del mundo moderno.




El cenote del interior de la pirámide de Kukulcán parece ser que representaba el centro del mundo. El Chichén Itzá encontramos otros cenotes, el Cenote Xtoloc y el Cenote Sagrado, unido este último con la pirámide por una calzada de unos trescientos metros. Las tradiciones afirmaban que allí sacrificaban jóvenes ricamente enjoyadas, esta leyenda llevó a un americano a adquirir, a principios del s. XX, el terreno, dragarlo y recuperar gran cantidad de objetos y llevarlos a Estados Unidos.




Alrededor de Chichén Itzá existen unos cuantos cenotes visitables que han sido convertidos en atracción turística y de baño.




Muy cerca del Castillo se encuentran las Plataformas de Venus y la de las Águilas y los Jaguares. Son plataformas cuadradas de escasa altura con una escalera en cada lado donde también se proyectan cabezas de serpientes emplumadas. En los laterales vemos ricos tableros con bajorrelieves. Su función era podios para ritos y ceremonias.




Al oeste, dos comentadas construcciones. El primero es la Plataforma de los Cráneos o Tzompantli. Este lugar servía para exhibir los cráneos de descarnados de los enemigos y prisioneros sacrificados. Los cráneos eran presentados ensartados de forma vertical, uno encima de otro. Esta costumbre obedecía tanto a la creación de memoriales duraderos de la guerra y a la intención de atemorizar a vecinos y posibles súbditos rebeldes.




El otro es el Juego de la Pelota. ¿Una ceremonia o un deporte? No está claro, son muchas las incógnitas. Parece que se realizaba de forma individual, por parejas o por equipos y consistía en meter una pelota de hule en unos aros colocados en los laterales golpeándola con caderas, rodillas y codos.





Al este encontramos el Templo de Las Mil Columnas. Es un gran cuadrilátero con múltiples pilastras que imagino sostenían una cubierta, con friso, que se ha perdido. Se cree que se usaba como lugar de reuniones. 

Aledaño al templo anterior encontramos el Templo de los Guerreros que consta de cuatro plataformas rectangulares superpuestas. Se accede por una amplia escalinata en cuya entrada principal hay un Chaac Mool (gran jaguar rojo recostado). Las columnas cuadradas están talladas en bajorrelieve. En el sótano del templo había una estatua de Chaac Mool que llevaba una especie de casco y un cinturón del que cuelgan cabezas humanas. 




Al sur encontramos otras estructuras interesantes. Una de ellas es el Osario. Es una pirámide con nueve pisos escalonados y una escalera en cada uno lado. Las escaleras tienen balaustradas con serpientes que conducen a un templo que está arriba. Su arquitectura es muy similar a la de la pirámide de Kukulcán aunque de un tamaño mucho menor.

La pirámide se construyó sobre una gran caverna a la que se puede bajar por una apertura en el piso del suelo superior. A la entrada de la caverna hay siete tumbas que contenían ofrendas de jade, cristal de roca, conchas y cobre. Es posible que esta cueva fuese considerada como una entrada al inframundo.




He leído que fue diseñado para la observación solar. Su orientación permite observar el paso cenital del sol, quizá se pretendía que los rayos del sol penetrasen hasta la caverna en un determinado momento...




Muy cerca encontramos otra singular edificación. Es una de las pocas estructuras circulares mayas. Es el llamado Observatorio o Caracol (por una escalera de tal forma existente en su interior). Su configuración es por la superposición de tres edificios: una torre circular (con una serie de aberturas) asentada sobre dos plataformas rectangulares.

Su función era la observación de equinoccios, solsticios, la posición de Venus (objetivo principal) y otros astros. La clase dominante, basándose en esa observación, tomaba decisiones y acciones como marcar las fechas de rituales sagrados y definir los ciclos de cultivo y las actividades agrícolas en general

El conocimiento astronómico maya era importante. Para hacernos una idea, en base solamente a la observación visual del movimiento de Venus, los mayas llegaron a saber que:

  • Venus aparece en el oeste y desaparece en el este.
  • Su ciclo sinódico de Venus, es decir, el lapso que tarda el planeta en adquirir la misma posición relativa con el Sol y la Tierra es de 584 días.
  • 5 ciclos venusianos equivalen a 8 solares.
  • Venus aparece en los extremos norte y sur a intervalos de ocho años.



Muy cerca hallamos un singular y precioso edificio, uno más. Es un nuevo templo al dios de la lluvia Chaac. Consta de una sola habitación abovedada. Fue llamado por los conquistadores españoles La Iglesia tal vez por su rica decoración y por su única entrada al oeste. 




Acabaré este somero recorrido con dos edificios. El primero de ellos es El Chinchanchob o Casa Roja. La fachada presenta una gran sencillez y tiene tres puertas que darán a un vestíbulo común. Como curiosidad, en su interior se encontró un tun (unidad de tiempo del calendario maya) que permitió establecer la antigüedad del edificio, hacia el año 850.

El otro es el El Temazcal o Baño de Vapor. Todavía se conserva parte de su cubierta. Este lugar era usado para purificar el cuerpo (y el alma) mediante un baño de vapor obtenido al calentar piedras y luego enfriarlas con agua fría en una cámara subterránea. Este baño de vapor no se utilizaba como método de limpieza sino como un ritual de purificación, seguramente para purificar a alguien que más tarde iba a ser sacrificado en el Cenote Sagrado.




Chichén Itzá, un lugar imprescindible a visitar en México, no en vano es Patrimonio de la Humanidad desde 1988. Solo pongo un "pero", a veces está muy (demasiado) concurrido.



Comentarios

Entradas populares de este blog

CATEDRAL DE SAN MARTÍN (Ourense).

ERMITA SAN BENITO. (Orante. Huesca).

ORDEN TEMPLARIA. IGLESIA VIRGEN DE LA CARRASCA. (Bordón. Teruel).

IGLESIA DE SANTO DOMINGO (Soria).

ROCA CABALLERA. Calaceite (Teruel).