MONASTERIO SAN PEDRO EL VIEJO. IGLESIA. (Huesca).



 MONASTERIO SAN PEDRO EL VIEJO. IGLESIA. (Huesca).


 En esta ocasión nos trasladamos a la ciudad de Huesca. Visitaremos una de sus iglesias más significativas: la iglesia parroquial de S. Pedro el Viejo.

El templo se encuentra en el casco antiguo de la ciudad, entre edificios que prácticamente lo ocultan. Por restos arqueológicos encontrados se sabe que en el mismo solar hubo antaño un templo romano. Es una de las iglesias más antiguas de España pues primero fue visigoda, después mozárabe (único templo de la ciudad que conservó su carácter cristiano durante la dominación musulmana) y, por último románica. Huesca fue tomada en 1096 por Pedro I. El templo mozárabe fue reconstruido al modo benedictino en 1117 y donado al occitano monasterio Saint-Pons de Thomières (casualmente era donde profesaba el infante Ramiro que más tarde reinaría como Ramiro II el Monje).



Hoy accedemos al templo por una portada remodelada y orientada al norte. Se compone de varias arquivoltas, una de ella con el ajedrezado jaqués. En el tímpano, dos ángeles (que todavía conservan algo de policromía) sostienen un crismón trinitario. Encima del crismón aparece una pequeña figura de posterior talla, se trata de S. Vicente Mártir (patrón de Huesca junto a S. Lorenzo).


Interiormente la iglesia consta de tres naves cubiertas con bóveda de cañón. A continuación os muestro la planta del templo con sus principales elementos . Este templo guarda una grata sorpresa aledaña, el antiguo claustro del monasterio. 


 La cabecera se compone de tres ábsides. El central, de mayor tamaño, contiene un retablo renacentista con un S. Pedro en su centro. Los laterales albergan, en el lado de la Epístola una talla en madera policromada de la Virgen de las Nieves del s. XIV y el del Evangelio una pila bautismal. Todos estos ábsides están cubiertos por bóvedas de medio cañón y cuentan con vanos de aspillera centrados y abocinados.




El cimborrio que cubre el crucero no está formado por la tradicional cúpula si no por un cubo abovedado con cuatro nervios de crucería. En los muros verticales cuatro óculos proporcionan la buscada luminosidad. 




A los pies de la nave central, protegido por una reja barroca, se encuentra el coro. La sillería es de principios del siglo XVI siendo su autor el mismo que realizó la sillería del Monasterio de Casbas (visto recientemente en nuestro blog).




Un recorrido por el perímetro del templo nos permitirá encontrarnos con elementos muy interesantes.





Por ejemplo, junto a la cabecera norte se abre una portada con cuatro arquivoltas que da paso a la llamada capilla de S. Ponce de Tomières. Está habilitada como un pequeño museo.




En realidad se trata de la base de la torre. La restauración creo un espacio hexagonal de tres niveles. En el inferior cada lado tiene dos arquillos apuntados que apean en columnas. Estas
columnas continúan por el cuerpo intermedio y  acaban recibiendo los empujes de la nervadura de la cúpula de media esfera con la que está cubierta. 

La torre inició su construcción en 1236, ya en estilo gótico. La tercera planta de la torre y el chapitel se tuvieron que desmontar a principios del s. XIX por amenazar ruina, ubicándose las campanas en el segundo cuerpo.




 Recorriendo esta nave hace los pies, pasada la puerta de entrada, encontramos una impresionante capilla, la de los santos Justo y Pastor. Fue realizada en el siglo XVII para alojar las reliquias de ambos santos. Se construyó también una sacristía aneja con acceso desde la calle por la gran devoción y un camarín para las reliquias al que se llega por dos escaleras. Está cubierta por una bóveda pintada con una representación del cielo.



Entre la nave central y del Evangelio, al lado del coro, existen unas interesantes pinturas. En la parte superior del arco vemos dos escenas relativas al combate entre David y Goliat. De un lado está David ante el rey Saúl y, de otro, el propio combate.




 En las enjutas del arco podemos ver, en un lado, una representación del episodio de la zarza ardiente al comienzo del Éxodo. Y el otro hace referencia a la parte de la serpiente de bronce de Moisés. Os pongo este fragmento del libro Números:

"Los israelitas partieron del monte Hor camino del mar de las cañas, rodeando el territorio de Edom. En el camino, el pueblo acabó la paciencia y hablaba contra Dios y contra Moisés, diciendo: ¿Por qué nos habéis hecho salir de Egipto para hacernos morir en el desierto? No hay comida ni agua, y estamos hastiados de este alimento miserable.

    Entonces, el Señor envió contra el pueblo unas serpientes abrasadoras que los picaban. Murieron muchos israelitas, y el pueblo fue a decir a Moisés: Hemos pecado contra el Señor y contra ti. Intercede ante el Señor para que aleje de nosotros estas serpientes.

    Moisés intercedió por el pueblo, y el Señor le respondió: Hazte una imagen de la serpiente y ponla sobre el estandarte, y todos los que hayan sido picados, si la miran, salvarán la vida.

    Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso sobre un estandarte. Cuando la serpiente picaba a alguno, si miraba la serpiente, salvaba la vida".



Con lo anterior acaba nuestra visita a lo que creo más interesante de la iglesia de San Pedro el Viejo. Pero el enclave guarda a su derecha un maravilloso regalo, su claustro. Pero de él me ocuparé en la próxima entrada de este blog.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ORDEN TEMPLARIA. CASTILLO DE MIRAVET (Miravet.Tarragona).

ORDEN TEMPLARIA. IGLESIA VIRGEN DE LA CARRASCA. (Bordón. Teruel).

ROCA CABALLERA. Calaceite (Teruel).

ERMITA SAN BENITO. (Orante. Huesca).