PALACIO DE DONLOPE (Zaragoza).

 PALACIO DE DONLOPE (Zaragoza).


Lo hizo construir don Miguel Donlope, jurista converso de gran prestigio en la ciudad, a lo largo de los años treinta y cuarenta del siglo XVI. En este siglo la ciudad estaba en un momento de prosperidad económica, contaba con unos 25.000 habitantes y más de doscientas casas/palacio de este tipo (actualmente quedan unos veinte).

La importante ubicación de la que nos ocupa, en el centro del poder político y religioso (justo al lado de la entrada de la Catedral de S. Salvador) nos indica la gran influencia de su propietario. Su estado de conservación es muy bueno. 

En 1919 el edificio fue comprado por 125.000 pesetas por la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza convirtiéndose desde entonces en la sede de tal Orden.

Esta orden se constituyó en Zaragoza bajo el reinado de Fernando VII. Para ser miembro se requiere ser español, católico, título nobiliario y tradición nobiliaria (nobleza de sus cuatro primeros apellidos en los hombres y en dos en las mujeres), excedente conducta moral y no tener deudas. El Hermano Mayor es el rey Felipe VI.





Se trata de un palacio renacentista de tres pisos construidos de ladrillo, la piedra es escasa en Aragón y en este caso (como en otros muchos en Zaragoza) procede de la muralla romana. 
La fachada principal cuenta con una disposición ordenada de los vanos dividida en tres alturas. En la planta baja está la puerta de entrada y varias ventanas protegidas por rejas. La planta intermedia, la planta noble, tendría grandes ventanales que en el siglo XVIII serían sustituidos por los balcones que hoy vemos. 

La portada del palacio, con arco de medio punto, estaría ornamentada con vivos colores pintados sobre la piedra caliza que cubriría el arco de medio punto. 



El último piso tiene una serie de dobles arcos de medio punto característico de estas casas. Y, por encima de todo ello, un gran alero de madera con una soberbia decoración que tiene como función practica proteger la fachada. En las esquinas este alero cuenta en las esquinas con los escudos heráldicos de las familias Donlope y La Cabra (por su esposa Leonor) llevados por amorcillos.




Una vez que atravesamos el umbral de la puerta recorremos un corto pasillo (el zaguán) que nos llevará a patio. Sobre el zaguán hay un pequeña estancia de techo bajo llamada pitañar. Este lugar servía para dar cobijo a los peregrinos que por caridad solicitaban pasar una noche a cubierto en la casa. El acceso se realizaba mediante una escalera a una trampilla en el suelo que en la noche se retiraba por seguridad hasta la mañana siguiente.




Llegamos al patio, fuente de iluminación y de ventilación de la casa. Es un patio abierto con seis columnas. Vemos dos columnas empotradas en el muro norte, nos falta un tramo del patio. La explicación es que la casa ha pasado por distintos dueños adinerados. A mitad del siglo XIX la familia correspondiente no vive en ella y decide por un lado alquilar parte de ella a la Real Maestranza de Caballería y la otra parte la compartimentan en viviendas de alquiler y añaden un piso más. Actualmente todas estas viviendas están desocupadas salva una en la que vive la guardesa de la casa.

La columnas son anilladas, característica aragonesa. la parte superior es de alabastro y la inferior de roca para soportar los golpes (vemos sus efectos en dos de ellas) de las ruedas de los carruajes. Y en el patio podemos ver precisamente una berlina del siglo XIX propiedad de un caballero de la Orden, al igual que muchos de los cuadros, mobiliario y elementos que veremos que han sido cedidos por los maestrantes para decorar esta su sede en Zaragoza.

A la derecha, la escalera que se encuentra presidida por una figura de Santiago Matamoros.




Pero subamos por ella, levantemos la vista y asombrémonos de la techumbre que cubre la escalera.Veremos una maravillosa cúpula rodeada por una galería. Es obra de Bernat Giner así como las techumbres de tres salas que veremos más tarde.

Esta realizada en madera de pino negro. Su composición recuerda al Salón del Trono del Palacio de la Aljafería. Es una combinación perfecta de la tradición mudéjar aragonesa (mocárabes y estrellas) y renacentistas (casetones y medallones). Un valor añadido es que se encuentra in situ, en el lugar para el que proyectada y realizada. Una curiosidad, poco después de la compra por la Maestranza, unos coleccionistas ofrecieron por la cúpula 100.000 pesetas. Por suerte no la vendieron,





Continuando nuestra visitamos recorreremos diferente salones de esta primera planta. Veremos el Salón de los Tenientes de Hermano Mayor (con todos representados en las paredes), el Salón de Juntas Generales y el Salón de Juntas Particulares. Todos ellos con unos bellos artesonados.

Desde los balcones tenemos una buena vista del patio exterior así como de la Seo. Desde una ventana del edificio existe una excelente vista entrada a la catedral que por aquel entonces se hacía por la puerta situada en la calle Pabostría. Todo ello nos idea de la excelente ubicación de esta casa-palacio.





Uno de los tesoros que podemos encontrar es un tapiz de san Jorge en una posición un tanto especial por su tamaño. En realidad, es un repostero, lo que actualmente sería un patchwork. Está datado a principios del siglo XVI y pertenecería a la Cofradía de san Jorge, antecedente de la Maestranza. Es la imagen más antigua en tela del patrón de Aragón y destaca por su gran detalle.




Casi estamos acabando nuestro recorrido. Volviendo al patio, visitamos las caballerizas. Llegamos a ellas por una pronunciada rampa. En ellas encontramos tres espacios, uno para burros y mulas, otro para yeguas y un tercero para la montura, el caballo del señor. Un detalle, existía un acceso directo desde las habitaciones del señor a este lugar.

En una esquina podemos ver, abierta, una comunicación con la cloaca del antiguo  foro romano.




Casa de Donlope, sede en Zaragoza de una de las cinco maestranzas que existen en España. Lamentablemente es muy desconocida aún para los propios zaragozanos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ORDEN TEMPLARIA. IGLESIA VIRGEN DE LA CARRASCA. (Bordón. Teruel).

ORDEN TEMPLARIA. CASTILLO DE MIRAVET (Miravet.Tarragona).

ROCA CABALLERA. Calaceite (Teruel).

ERMITA SAN BENITO. (Orante. Huesca).