IGLESIA DE SANTA MARÍA (Sta. Cruz de Serós. Huesca).

 IGLESIA DE SANTA MARÍA (Santa Cruz de Serós. Huesca).

Si partimos de Jaca con destino al Monasterio de San Juan de la Peña, a medio camino, tenemos una interesante escala, la iglesia de Sta. María éste será nuestro destino de hoy.

El templo es el último vestigio que nos queda del Monasterio Real del siglo XI de carácter femenino y benedictino. Sin embargo, existe una referencia documental fechado el 26 de marzo del año 992 de los reyes Sancho Garcés II y su mujer Dª Urraca en la que nos da a conocer una espléndida dotación al Monasterio de la Virgen María (después sería conocido como Monasterio de Santa Cruz de las Sorores). Se le otorgó poblados, heredades, tierras y viñas hasta un total de dieciocho propiedades.



Los monarcas sucesores continuaron favoreciendo al cenobio. Sin embargo, sería Ramiro I quien le daría un gran impulso al encomendar en una carta privilegio, en 1061, al monasterio siendo niña su hija Urraca:

"Commendo monasterium Sanctae Mariae Sanctae Crucis, filiam meam Vrracam, Abbatisam et ceteras sorores..."

Más tarde se le unirían, ya viudas, sus hermanas Teresa y Sancha. También se unirían reinas, viudas y otras señoras nobles de Aragón (que deseaban estar cerca de sus maridos enterrados en el Panteón de Nobles de san Juan de la Peña). Se les nombraba como "sorores" que sincopado quedaría unido al propio monasterio.

Otro punto que engrandeció al monasterio fue el testamento de Ramiro I. Además de otras prebendas dejaba la cabaña ganadera que poseía (vacas y ovejas) a los monasterios de S. Juan y Sta. Cruz para que se las repartieran:

"meas vacas et oues quae fuerint  in Sancta Crucae et in Sancto Cypriano, quas laxo pro mea anima, ita quod medietas illarium vadat,ad Sanctum Ioannem et alia medietas ad Sancta Crucem"

Relacionado con este hecho, la abundancia de las cabezas trajo consigo la aparición de ladrones de ovejas y becerros. Conocedoras abadesa y monjas de los nombres de los ladrones llegaron a un acuerdo. Tras el pago de 600 sueldos jaqueses por los daños sufridos, firmarían una carta de avenencia y absolución (me encantan estos pequeños detalles, esta "intrahistoria").

Sin embargo, la principal benefactora del Monasterio fue la condesa Dª Sancha pues fueron muchas las propiedades que donó al mismo llegando a ser su abadesa. Recordemos que las abadesas tenían, entre otros privilegios, ejercer justicia y nombrar alcaldes. De Sancha existe un bello sarcófago de piedra que se encuentra actualmente en el Monasterio de las Benedictinas en Jaca donde se trasladó la comunidad en 1555 (siguiendo las directrices del Concilio de Trento que acercaba estos monasterios femeninos rurales a centros urbanos).


La portada es muy interesante, de arriba a abajo: tejaroz con canecillos de figuras de animales y frutas y alguna metopa decorada, ajedrezado jaqués y gruesas capiteles que descansan en capiteles decorados. 



Me llama especialmente la atención el tímpano. Dos leones que nos muestran las fauces franquean un crismón (balo el derecho, una margarita de once pétalos). Pero es un crismón diferente, las simbólicas letras están desordenadas. Tan sólo la Rho (P) permanece en su sitio. La omega se encuentra en el lado opuesto y bajo el brazo horizontal, alfa no está en su lugar si no ligeramente movida y, bajo el brazo horizontal derecho y de buen tamaño, la "S".

En el círculo del crismón, una inscripción:

"+IANVA SVM P-PES-P PER ME TRANSITE FIDELES FONS EGO SVM VITE PLUS ME QVAN VINA SITITE VIRGINIS HOC TEMPLUM QVIS(QVIS) PENETRARE BEATUM"

(Yo soy la puerta. Por mi pasan los pies de los fieles. Yo soy la fuente de la vida. Deseadme más que a los vinos, todos los que entren en este santo templo de la Virgen).

Y en la parte inferior del tímpano una nueva inscripción:

"CORRIGE TE PRIMUM VALEAS QUO POSCERE CHRISTUM".

(Corrígete primero para que puedas invocar a Cristo).




En cuanto a los capiteles, solamente los dos del lado izquierdo son historiados. Vemos representado un tema recurrente, Daniel entre los leones. En la clave decorada con bolas nos observa desde arriba una sencilla y redonda cabecita. Al exterior un guardapolvo con ajedrezado jaqués.



Vayamos al interior. El templo tiene planta de cruz latina cubierta con bóveda de cañón y dos tramos. A ambos lados dos grandes capillas cubiertas con bóvedas de arista. Por toda la iglesia vemos molduras con el conocido ajedrezado jaqués.




El ábside se cubre con bóveda de cuarto de esfera y tiene tres ventanales de derrame interior. El retablo dedicado a la Virgen María que se encontraba en este abside lo podemos admirar en una de las capillas laterales (la del lado norte).



Santa María de Serós dos elementos singulares. El primero de ellos es su torre. Una torre de cuatro cuerpos de altura, planta cuadrada y rematada con un cuerpo octogonal cubierto con una cúpula. Posee un acceso interior que podemos ver en el muro sur del templo y numerosas ventanas geminadas de arco de medio punto (sobresale especialmente una con un parteluz helicoidal). Al contemplarla da la impresión de estar ante una residencia palaciega (recordemos la protección real del monasterio y sus especiales sores). Esta torre está unida a una cámara también especial, siendo aquella su único acceso.

Esta cámara es el otro elemento singular. A continuación, os muestro una fotografía del alzado y sección de ambas.



Como podemos ver se encuentra sobre el crucero. Su planta es cuadrada con trompas en las esquinas que posibilitan el paso del cuadrado al octógono que nos llevará a la cúpula reforzada por nervios cruzados que se apoyan en columnas con capiteles historiados. Se ha especulado mucho con la función de este habitáculo único en el románico aragonés: 

  • Habitaciones privadas de Urraca, Sancha y Teresa (las hijas de Ramiro I).
  • Sala capitular con acceso directo de las infantas nombradas.
  • Habitación tesoros del monasterio.
  • La más fantasiosa de todas, lugar de custodia del Santo Grial. En esta hipótesis aparecen también los conocidos Caballeros Templarios.  
El lugar en principio no es visitable (se me alegó falta de seguridad ¿?) La cámara me parece sumamente interesante, quizá lo másdel templo.




Los capiteles del interior del templo nos muestran motivos vegetales, animales y algunos historiados como la Anunciación.





En el muro sur del templo, muy cerca de la torre, vemos una pequeña portada de medio punto adornada con ajedrezado jaqués.  El tímpano está decorado con una rueda, crismón, con seis margaritas. Seguramente sería el acceso al desaparecido claustro u otra dependencia monacal. 



La amplia y variada escultura también podemos verla en el exterior. Motivos geométricos, vegetales, animales y personajes los encontramos en canecillos, ménsulas, molduras y capiteles. 

Recurrente es aparición de molduras con el conocido ajedrezado jaqués tan relacionado con el Camino de Santiago. 

 


 No deberíamos abandonar la población sin callejear por la pequeña población y, sobre todo, acercarnos a visitar otra iglesia de Serós, san Caprasio.
 
Es un sobrio y bello templo de una nave del último cuarto del siglo XI y campanario del XII. El ábside tiene los tres habituales vanos (Trinidad) y otros dos en el muro sur.
 
 




Comentarios

Entradas populares de este blog

ORDEN TEMPLARIA. IGLESIA VIRGEN DE LA CARRASCA. (Bordón. Teruel).

ORDEN TEMPLARIA. CASTILLO DE MIRAVET (Miravet.Tarragona).

ROCA CABALLERA. Calaceite (Teruel).

SANTA MARÍA DE EUNATE (Muruzábal. Navarra).