CONJUNTO FORTIFICADO MUSULMAN. (Calatayud. Zaragoza).

CONJUNTO FORTIFICADO MUSULMAN. (Calatayud. Zaragoza). 


Hoy visitaremos una fortaleza de origen musulmán que nos remontará al lejano siglo IX siendo la fortaleza árabe más antigua de la península. Actualmente se encuentra en proceso de restauración, empleando para ello técnicas y materiales semejantes a los de aquel momento. El castillo ha sido modificado muchas veces a lo largo de su dilatada vida (incluso Felipe V ordenó desmantelar su fábrica) por lo que es difícil distinguir las sucesivas reparaciones.


Se trata de un conjunto complejo de defensas. Se compone de cinco castillos o puntos defensivos en alto unidos mediante murallas que bajan a los barrancos y vuelven a subir buscando el siguiente punto. Un pequeño mapa y plano del mismo:



1. Castillo Real o del reloj           2. Castillo de la Peña.          3. Castillo de Doña Martina.    
4. Torre Mocha.   5. Castillo Mayor o de Ayyub.   6. La Longía.    7. Puerta Emiral.



La técnica empleada consistía en dos partes. Primeramente, se cortaba a pico la roca de yeso para proporcional una base a castillos y muralla. Después, se realizaban los muros con sillería o mampostería de yeso revistiendo todo el ello por una fina capa de argamasa de yeso.

Recordemos un poco el pasado musulmán de Calatayud. Según Ximenez de Rada (historiador del siglo XIII) en su Historia Arabum Calatayud fue fundada en 716 por Ayyub ben Habib al Lajmi, tercer emir Al-Ándalus. Posible este primer núcleo fuese el Castillo de Doña Martina que luego veremos. Según otro historiador del siglo XI, Al'Udri, en 862 Muhammad I. emir de Córdoba encomendó a Abderramán ben Abdelaziz el Tuyibí ampliar las fortificaciones de la población para hacer frente a la rebeldía de los Banu Casi de Zaragoza que llegaron a tomarla. Tras la desmembración del califato en 1031 pasó a ser una de las principales medinas de la taifa de Zaragoza alcanzando un gran esplendor. Hacia 1050, con Muhammad ben Hud, durante una etapa de semiindependencia, acuñó su propia moneda.

En 1120 Alfonso I, el Batallador, sitió la fortaleza que acabó por rendirse cuando le llegó la noticia de la derrota del ejército almorávide que venía en su ayuda.

El Castillo Mayor o de Ayyub es el más grande y mejor conservado. Con áspero trazo se erige sobre una plataforma de yeso y marga. Tiene dos recintos, uno superior mirando la población y otro inferior que mira al norte y amplio la anchura de la fortaleza.
 


A medida que nos vamos acercando vamos encontrando algún que otro elemento defensivo. El acceso que utilizaremos no es el original, se realizó en el siglo XIX, durante las Guerras Carlistas. Para ello se abrió un hueco en la muralla salvando la fuerte pendiente mediante una escalera de ladrillo. La escalinata se protegía desde lo alto con varios huecos de fusilería y con un muro exterior que se levantó. La entrada original al recinto se efectuaba por medio de dos puentes levadizos: uno que caía sobre el muro de la alcazaba y otro situado tras la torre octogonal occidental.
 



El proceso de realización del castillo fue el siguiente. La primera defensa del cerro de Ayyub fue una torre cuadrada (señalada en la fotografía) de la que solo queda parte del muro y sus esquinas. 



A partir de ella se comenzó a construir a los lados una muralla que acabó en los extremos con dos torres octogonales cuyo interior es cilíndrico, cubierto con sendas bóvedas y escalera empotrada en el muro. Todo ello unido por un adarve bajo el cual se construyeron en las guerras carlistas unos barracones. Cerca de la torre occidental se encuentra la entrada al aljibe.



El recinto inferior aumento en anchura el castillo hacia el norte. El ángulo noreste (foto izquierda) fue especialmente refortificado en varios momentos de su historia. En la fotografía de la derecha podemos ver las formidables defensas del recinto superior.




El castillo sufrió un gran deterioro en 1362 durante la Guerra de los dos Pedros, cuando las tropas de Pedro I de Castilla se enfrentaron al ejército de Pedro IV de Aragón, el Ceremonioso. El asedio fue especialmente duro (se emplearon según documentación, creo que exagerada, doce mil caballos, treinta mil infantes y treinta y seis máquinas de guerra). Los castellanos se retiraron cuatro años después y el Ceremonioso elevó la villa al rango de ciudad. Como consecuencia del enfrentamiento se destruyó gran parte del lienzo de la muralla norte del recinto inferior (foto izquierda).

En la otra foto vemos el punto en el que se encontraría uno de los accesos, mediante un puente levadizo, del castillo.




El sistema defensivo es magnífico. A continuación, os muestro unas fotografías de la muralla y torreones que podemos ver dispersos por el lugar.



Como comenté al inicio el conjunto reúne a cinco castillos sobre otros tantos cerros unidos mediante una murallas de las que actualmente se conservan 2250 metros. Os he mostrado someramente el castillo de mayor tamaño. Veamos los otros cuatro.

El Castillo de Doña Martina se encuentra situada en el centro de la medina musulmana. Seguramente fue la primera ciudadela de Ayyub. Está datada en el siglo VIII. Parece ser que fue construida sobre otra fortificación anterior erigida sobre un promontorio realzado por cortes en el terreno. Los muros están construidos (es el único caso) con piedra sillar de caliza.

 

 
La Torre Mocha se sitúa al oeste, entre el Castillo Mayor y el de la Peña. Es un recinto cerrado con una torre octogonal en el centro.




Castillo de la Peña. Apenas queda nada de él, tan solo la planta y algunos espacios excavados en la roca. Sobre él se levantó la iglesia de la Virgen de la Peña, patrona de la ciudad. Entre este castillo y los dos anteriores se encontraba el barrio judío con su particular trazado de las calles y donde podemos encontrar todavía la Sinagoga Mayor.


El Castillo del Reloj, a pesar del nombre no tiene reloj ni maquinaria algunos. Pero sí mantiene una campana usada desde hace décadas, siglos, para marcar acontecimientos como una festividad o un peligro colectivo. Actualmente se usa para anunciar las fiestas patronales u otras señaladas fechas. La campana se encuentra en la explanada superior. 

El castillo tiene un piso superior y otro inferior. Es una construcción alargada labrada en el propio cerro a la que se le han añadido muros para reforzar su estructura. En su interior hay habitáculos y escaleras excavados en la roca de yeso. Desde la puerta en la parte baja un estrecho pasillo escalonado nos lleva hasta la campana. Unos cincuenta escalones.




Otros elementos que destacar podrían ser el recinto de la Longía y una puerta emiral. 

La Longía es un terreno cerrado realizado para guardar el ganado en su interior. Del Castillo Mayor parte, hacia el sureste, una muralla en la que vemos, a mitad de su recorrido restos de un torreón  octogonal y acaba en otro cuadrado que cierra la hondonada.
 
 Muy cerca, una torre albarrana considerada como la más antigua del Al-Ándalus. Tiene dos plantas y el acceso a la terraza es mediante una escalera intramural.



La Puerta Emiral sigue el modelo de la puerta más antigua de la mezquita de Córdoba. Situada en la muralla, con un arco de herradura está construida en piedra de yeso. Ha sido datada en el año 862.



Un conjunto defensivo único, perfectamente adaptado al terreno. Una pequeña joya creo que es muy desconocida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ORDEN TEMPLARIA. IGLESIA VIRGEN DE LA CARRASCA. (Bordón. Teruel).

ORDEN TEMPLARIA. CASTILLO DE MIRAVET (Miravet.Tarragona).

ROCA CABALLERA. Calaceite (Teruel).

SANTA MARÍA DE EUNATE (Muruzábal. Navarra).